Allí viene el tren grito la “A”, quien muy alegre quería viajar.

Subió al vagón la letra “E”, con esperanza y muy buena fe.

A la estación llegó la “I”, con su maleta quería partir.

Muy orgullosa gritó la “O”: “Formo parte de esta familia y subiré al tren con mis amigas”.

El tren estaba a punto de partir cuando llegó la “U” y dijo: “Amigas sin mí no pueden irse a ese largo viaje, recuerden que yo soy la unión de las vocales”.

Con todas las vocales a bordo de los vagones, el tren dio inicio a su largo recorrido.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta