Desde hace más de seis meses que estoy denunciado el estado de deterioro en el que se encuentra la oficina 165 del Banco de Venezuela en el estado Portuguesa. Para colmo, hace unos días sustrajeron del sitio los recién adquiridos aires acondicionados que se iban a utilizar en los cajeros inteligentes (que aún no están en funcionamiento, por cierto).

Admiro a todo el personal que ahí labora al ver cómo trabajan con ese calor, porque el antiguo aire de esa oficina lo hurtaron hace tres meses aproximadamente. Pensé que esa oficina no tenía más nada para que le despojaran, pero al parecer los amigos de lo ajeno siempre encuentran algo.

Con el problema del efectivo, con equipos que se dañan cada día, sin planta eléctrica, sin máquina dispensadora de ticket, que no hay tinta para la impresora, que no hay material para las tarjetas de débito, las chequeras están tardando más de tres meses en llegar, las colas son interminables porque aún siguen abriendo cuentas para las personas que todavía creen que con eso el Gobierno les dará el “bono”. Adicional a todo lo antes descrito, hay órdenes superiores de que todos los depósitos en efectivo son para uso exclusivo del pago de los pensionados.

De verdad no sé qué pasa, ¿será que el Banco de Venezuela no tiene dinero para el mantenimiento de sus oficinas? Quizá al Dr. Andrés Morales no le pasen este tipo de reportes o se hace de la vista gorda, o no tiene cómo reparar los daños de las oficinas en deterioro.

Edward Rodríguez

CI: 7.362.317

edwarodr@gmail.com

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta