Ángel Pulido.- Muchos cambios políticos y sociales han ocurrido en nuestro país, desde la promesa realizada por el expresidente Hugo Chávez de brindar protección social e integral a los ciudadanos en situación de calle, en especial los niños.

Hoy tras los sinsabores de esta guerra, más política y social que económica, han aparecido nuevamente los niños de la calle, a los cuales colocaríamos otro nuevo apelativo los “niños del pan”. ¿Por qué este calificativo?, se preguntaran muchos; solo observen a su alrededor no hay una panadería, expendios de comida rápida o centro comercial donde no estén presentes estos nuevos “niños del pan”.

Junto a sus madres y hermanos, otras veces solos o manadas de niños caminando detrás de cualquier parroquiano a ver quién les da algo de comida o simplemente un pedazo de pan para mitigar el hambre.

En esta locura por el poder que estamos viviendo los productos básicos están desaparecidos y para nadie es un secreto que muchos son manejados por las mafias del denominado bachaqueo, aunado a esto está una galopante descomposición social y política.

La gran pregunta: ¿dónde están las autoridades encargadas por velar la integridad social de los niños y niñas? Es cierto, hay escasez, ¿pero donde están los valores del hogar y las leyes?, porque hemos observado cómo estos “niños del pan” se han acercado a las personas a pedir comida y en ocasiones son vistos desde lejos por sus madres, padres o cualquier otro adulto quienes los mandan a pedir; y si lo dudan solo pregunten a los “niños del pan” donde están sus padres y se sorprenderán.

¿Qué pasa con las políticas públicas de protección del niño, niña y adolescentes?, porque estos “niños del pan”, una vez en la calle serán más vulnerables a todas las formas de explotación existentes y malos tratos, y dejaremos de construir escuelas para edificar centros de reclusión, debido a la grave situación de abandono que están viviendo y, peor aún, sus vidas están muy lejos de la infancia que este bello país se merece.

 

Ángel Pulido

pulido.angel@hotmail.com

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta