Carapita, bulla infernal

0
488

Rosa Martínez. Somos una comunidad ubicada en la intercomunal de Antímano, segunda entrada, parte de atrás – callejón Santa Eduvigis (punto de referencia frente a la estación del metro Carapita), denunciamos que toda la cuadra está siendo afectada por un grupo de camiones que se paran a vender sus productos frente al metro de Carapita.

En medio de una competencia entre ellos emplean megáfonos y todos a la vez gritan “plátanos 8 por mil, papa, cebolla, tomate, aguacate… ¡llévatelo!”. Es horrible, llega un momento en que no nos escuchamos entre nosotros, no se escucha la radio, la televisión, en pocas palabras hasta en las misma casa tenemos que gritarnos porque en resumidas cuentas no nos escuchamos.

Hemos hecho denuncias a las autoridades competentes todas apegadas a la ley ya que en la ordenanza de convivencia ciudadana en sus artículos 21, 24, 30, 31, habla acerca de la producción de ruidos molestos en los casos previstos en el decreto nro. 2217. Las autoridades se han acercado y hablado con ellos, pero a la media hora hacen caso omiso de la información y comienza de nuevo.

Se trata del perifoneo y la bulla insoportable a la que estamos siendo sometidos los vecinos, y toda aquella persona que circule por la zona aledaña a la estación del metro de Carapita, a parte que obstaculizan el tránsito y las colas en las horas picos son insoportable. Al mismo tiempo, ya muchas personas mayores de la comunidad reportan fuertes dolores de cabeza.

Hacemos un llamado a la Alcaldía de Caracas, División de la Economía Informal, Lcdo. Héctor Obregón, para que haga llegar nuestro malestar a sus adscritos y les diga que tienen derecho al trabajo sin molestar a los demás, y prohíba de forma inmediata el perifoneo para hacerle publicidad a sus mercancías, utilizando otros mecanismos que no afecte la salud de niños, adultos y vecinos de la zona. Es tan insoportable que ni los niños tienen la concentración para poder hacer sus asignaciones del colegio.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta