Mi querido Locoliche

Locoliche llega a mi vida desde la propia concepción de mi ser, y junto a mi madre han sido los pilares de todos mis triunfos obtenidos durante el correr de mi...

Mi viejo, mi querido viejo

      Mi viejo, mi querido viejo. Sus manos muestran los signos de los años vividos y el trabajo arduo del día a día. Sus canas son destellos plateados que...

El plañidero mayor

La cultura de las plañideras es muy antigua. A ellas se les pagaba por llorar en el entierro de una persona. Aquí en Villa de Cura, hubo un muchacho (Aníbal) que...

La muerte de Fucho

Cuando nos enteramos que habían asesinado al compadre Fucho, todos corrimos a buscar a su viuda para darle el pésame de rigor, sin tener la menor idea que tendríamos tantos problemas...

Los locos de la semana

Saúl Briceño.- Todavía recordamos a Rogelio, trabajador del psiquiátrico de Trujillo, que pasó buena parte de su vida dándole terapias a cuanto trastornado era enviado a su consultorio. Cierto año se...

La foto por la mitad

Aníbal López.- Una mañana, me encontraba conversando con mi amigo Fran López, en un negocio de su propiedad dedicado a la fotografía, ubicado en la parte alta de la calle Monasterios de...

Grillos al escape, parte II

Manuel Ibarra.- Después de escapar milagrosamente del roció de la fumigadora, los dos grillos se encuentran en un apartado lugar del jardín y uno comenta al otro: -Caramba compadre que susto nos acaba...

Las tres patas de una Cucaracha

Estaban un día dos grillos conversando en el jardín y de repente uno le dice al otro:-Oye amigo, en el Mundo se ven actualmente cosas muy raras.Entonces el otro pregunta:-¿A que...

Un kilómetro más en tu andar

Ayarí Contreras.- Alex, ¿Dónde estas? Es el día de celebrar el nuevo recorrido de la carrera, ya avanzas otro kilómetro. ¡¡Qué maravilla!! y pensar que ahora es que te falta por avanzar. Pero tranquilo, por favor baja...

El primer beso

  Ese calorcito que sube por nuestro cuerpo, aquellos ritmos fugaces de nuestro corazón; aquellos labios carnosos que esperan el beso, temblorosos y deseosos de perder la razón… El primer beso...