Es sorprendente como del pensamiento humano pueden salir incontables palabras, sentires que maravillan en tiempos de tanta diatriba política, coyunturas sociales, me tope con con una carta que no cabria en otra descripción como, salida del alma, es un placer compartirla con los lectores.

If i die young…

  Todos saben que odio escribir con lápiz pero hoy el hambre de escribir es más fuerte. Sí, tengo una computadora a mi disposición pero nada sana más que un papel, la verdad no se si un papel sane tanto dolor que llevo dentro pero quizás arda menos. Lo cierto es que muchas veces necesitas tatuar en una hoja todo lo que sientes y sacar todas aquellas cosas dentro de ti que no puedes decir a nadie más. No por falta de confianza, solo no quieres preocupar a nadie, sólo porque hay nuevos sentimientos en ti que o no habías experimentado o tenias mucho tiempo sin experimentar.
 
  Por lo que sé, hay millones de personas que constantemente sienten que su vida se estancó, que su vida no va a ningún lado y que por más que lo intentan no pueden hacer que ésta coja rumbo. También sé de millones de personas que con el simple retraso de una mensualidad sienten el pánico de traer una nueva responsabilidad al mundo. Como también conozco personas que en algún momento de su carrera se preguntaron si ésta era realmente la que querían estudiar, he sido testigos de millones de corazones rotos (no sólo por razones de pareja sino por miles de razones), pero nunca hubiese imaginado el dolor de vivir todo junto y el vacío de no disfrutar las cosas pequeñas del día a día, de hecho jamás pensé que me pudiese sentir tan vacía con un país, que como galleta mojada en café, siento se desmorona en mis manos.
 
  Sé que hay personas con muchos mas problemas y que cualquiera al leer esto pudiese pensar “oh pero que drama” pero es fácil sentarse a juzgar desde el otro lado del papel.
 
  Entre tantas cosas que he pensado, me vino a la mente que no sabemos o no somos consientes de cuanto influimos en la vida de una persona, desde lo más básico como “¿qué estaría haciendo maría si no me estuviese acompañando al banco?” a lo que quiero realmente llegar es: vaya responsabilidad la de todos con todos… ¿cómo se quita?, ¿cómo dejar de influir?. ¿cómo vivir sin afectar a nadie? incluso si ésta persona quiere que influyas, la verdad no tengo respuestas, porque incluso muriendo influirías en la vida de tu circulo (amigos familias conocidos), si me preguntan hoy ¿qué pasaría si mueres mañana? pues diría que incluso con mi desastre de vida “hice mi labor”.
  Siempre lo dije y lo diré estoy orgullosa de mi emocionalmente, puedo decir que todo lo he hecho en nombre del amor, en general, no por un amor en específico, porque hasta el hecho de completar los sacramentos Cristianos, fue por amor a mi madre no más; por supuesto, pensé en la vida de quienes amo, pensé en como seria su vida sin mí y confío plenamente en que me conocen lo suficiente como para saber que haría yo, en cualquier situación.
 
  No me creo indispensable en la vida de nadie y me encanta la idea, pues amo ver que todos sin ayuda mía, no sean capaces de pilotar sus vidas. Sé que me extrañaran y que al principio, como todo principio, será difícil pero continuarán, podrán sin mí, les tengo mucha fé a todos. 
 
  Como me anuncian mi “llamado”, con tiempo dejaría algunas palabras de apoyo en mi blog y lo dejaría en algún lugar público más allá de twitter, donde por cierto, tengo pocos conocidos y familiares. No haría carta del adiós pero si les recordaría con todo mi amor y respeto a todos y mas allá de todo esto, estaría feliz porque por fin conocería el final de mi entretenida historia.
 
  Tuve amor, vida, música… Por supuesto, odiaría estar en mi funeral, porque odiaría verlos llorar, quisiera decirles que voy a cuidarlos pero no quiero, no puedo, mis principios científicos no me lo permiten… Quizás sea lo mejor, compren un perro y denle amor en mi nombre, pero sin ponerle mi nombre -porque quejeso!- pero sí, los perros son los mejores en esto de curar almas, nunca temí a la muerte, nunca le vi razón o lógica, así que si muero no piensen que la pasé mal, ni mucho menos que sufrí, ni en “¿Qué hubiese pasado si…?” porque no es sano y si pasó es porque así tenia que ser.
 
  Algo que me quedo claro mientras pensaba es que prefiero morir físicamente joven a morir de alma, porque morir de alma para mí, es mucho más triste. Pobres de aquellos que dejan morir su niño interior, bien dice la canción:“haz que tu ángel nunca se vaya, que cuide al niño que hay en vos y cuando crezcas nunca lo pierdas, porque perderás tu corazón”.
 
  A mis cercanos, les pediría entender que siempre pasa lo que tiene que pasar, y eso nos puede afectar de las únicas dos maneras posibles: la positiva y la negativa. Somos nosotros en nuestro dolor o alegría, los que decidimos. Y ojo no siempre por estar alegres escogemos la positiva, por favor con mi muerte escojan la positiva y espero que sinceramente empiecen a escuchar lo que decía, como también dice otra canción: “es gracioso, cuando te mueres la gente empieza a escuchar” .
 Ser felices es lo que indirectamente les pido y despidanme como ustedes necesiten hacerlo, pueden parar y llorar hasta que se sientan mejor, pero luego hay que continuar. Yo les pido, continúen y siempre en nombre del amor, el artista vive siempre en su arte y la mía siempre estará junto al amor “cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando”.
 
  No me dirijo a nadie en especifico y quizás esto sea un acto egoísta, pero odiaría ser el párrafo de verdades que les recuerde mi cara en la urna. Viví feliz siempre, incluso cuando lloré, incluso ahora que todo va mal, porque nunca es mal momento para sonreír y por lo que mas quieran, recuérdenme así; amándolos a ustedes, a la vida, a la música, al arte y no me conviertan en su excusa para no ser feliz, no lo acepto, no están solos, nunca lo estamos. Apóyense en su circulo, quizás no tengan soluciones pero tienen brazos para abrazar y labios para besar, refugien, no sólo este dolor, sino todos en el amor, porque el amor lo es todo.
 
  Si un día llego a faltar vivan, rían, sientan y no se cohíban, porque odiaría que por el contrario a mi, sientan que no han vivido lo suficiente. Cuando llegue el momento y cuando se sientan vacíos en lugar de autocompadecerse, autoanimense (btw no se si esa palabra existe). Alimenten el alma, no dejen que se marchite y como la  tercera es la vencida, sigan adelante y ante todo no me crean cobarde, en realidad, ni cobarde, ni valiente, solo amante.
 
  Soy perfectamente capaz de hacer cualquier cosa por amor y lo que sea que me pase, por hacer lo que sea que esté haciendo, será por amor y ¿qué razón más hermosa que esta? incluso cuando la vida es un asco, hay que amarla. Incluso cuando la muerte esta cerca, hay que amarla, incluso cuando sentimos que un pedazo de nosotros se va con alguien, bien sea a una urna o a otro país, hay que seguir porque si (está ultima me costo aprenderla), pero si yo pude tu también. Nada es como queremos porque todo será como lo necesitemos, el ensayo y error, no se equivoca.
 
  Finalmente no queda más que agradecer a todas aquellas personas que forman parte de mi maravillosa vida. No pudo ser mejor, no pudo ser más perfecta y eso es gracias a ustedes. Todas y cada una de las personas que formaron parte de mi vida, me enseñaron algo y por esas enseñanzas soy quien soy. Que no les quepa una sola duda en la cabeza de cuanto los quise, de cuanto me encantó vivir mi vida con ustedes y de cuanto les agradezco por formar parte de mi vida. Mis mejores deseos a todos espero también haber dejado cosas fantásticas en sus vidas, con amor Dacii.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta