Los enamorados

0
432

Que bonito es tomarse de la mano, mirarse a los ojos y susurrar palabras al oído del ser amado, a veces esto dura máximo tres años, porque empieza la rutina. Se comienza a ver los defectos del otro, se empieza la pelea. Yo conocí a una pareja así, al principio él era atento, no veía sino por los ojos de ella, para ella eran todas sus atenciones.

Yo que era la suegra en cuestión, estaba alegre y complacida, pero ya al pasar de los años vi los cambios, las peleas por cualquier cosa, las llegadas tardes de él ebrio, los llantos de mi hija y sus reconciliaciones, hermosas he de decirlo con sinceridad, pero es que eso es el amor. Le digo a las parejitas de ahora: conversen y no se falten el respeto.

¿Qué pasó con mi hija? Está mayor ya y su amor es más reposado junto a su esposo, él ya no tiene fuerzas y ella ahora sí,  es su otra mitad después de tantos años juntos.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta