Cuando era niño encontré a un perrito botado en el basurero con una pata quebrada cerca de mi casa. Voy a donde Cirila, mi vecina, manifestándole lo sucedido, y me dice que lo lleve para ver qué tiene.

Cirila es ciega, perdió la vista con los años. Tenía varios perros en su casa y vivía sola sin pariente alguno. Yo le hacia los mandados en la bodega del barrio.

Le llevé al perrito y ella lo curó colocándole una tablilla en la pata que cojeaba. Siempre lo iba a visitar para saber cómo seguía. Él creció mucho, muy a la par conmigo. Era robusto y grande. Cirila le puso por nombre: El Manco.

Yo siempre visitaba a Cirila para hacerle los mandados, en cada oportunidad me daba algo, una moneda o una galleta.

A los demás perros ella los tenía en un cuarto, mientras que a El Manco lo mantenía en la sala pequeña de la casa. El Manco era casi mío, yo lo quería mucho y le hacía cariño cada vez que iba a la casa de Cirila.

Así pasó mucho tiempo, hasta que un día casi se me vino encima ladrando con furia, yo retrocedí hasta la puerta y no pude salir. Cirila casi nunca le abría completa la puerta a nadie, uno entraba con cuidado por precaución de ella. En eso, Cirila dice «tranquilo, Manco, es Jaime». El perro se pone detrás de ella, le vi calma en la mirada, no ladraba, pero sentí que ya no era mi amigo y desde allí mantuvimos un respeto mutuo, yo no me acercaba a él ni viceversa.

A Cirila se la llevaron sus parientes. Nunca supe cuándo ella se fue. No los vi más, ni a ella ni a El Manco. Algunas veces paso por donde vivían y me llegan los recuerdos de El Manco en el basurero, cuando lo llevé herido para donde Cirila y jugaba con él. Pero comprendí con el paso del tiempo que el perro no es el mejor amigo del hombre, al menos El Manco, él era el mejor amigo de la señorita Cirila.

Al final lo entendí, él la protegía de cualquier peligro que ella pudiese sufrir. Algo pasó que él me ladró, quizá no fue a mí, pero un peligro inminente muy cercano a ella alertó a El Manco.

Jaime Ramírez

jaimerramirez53@gmail.com

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta