Gerardo Galíndez.- «¿Qué es lo que pasa en la Navidad? Que las muchachas se quieren casar…»

Así decía un aguinaldo venezolano cantado por Los Tucusitos, conjunto de música navideña y creo que todavía tiene vigencia. Yo me casé en Navidad y mi hija también, han sido muchísimos los matrimonios a los que he ido y son festejados en esas fechas.

Recuerdo estando muchachito, como de casi de seis años, que una vecina frente a mi casa allá en Petare, me escogió para que fuera pajecito en su boda en un tiempo de Navidad. A mi mamá no le gustaba mucho la idea, ella alegó que yo no tenía paltó, a lo que la joven vecina dijo: «No importa, por ahí hay uno nuevecito que no le sirve a Fulanito, ha crecido mucho, y a Gerardo le debe quedar bien». Yo estaba emocionado con la idea, los pajecitos seríamos la hermanita menor de la novia y yo.

El tiempo navideño pasó con misas de aguinaldos, hallacas, pan de jamón, el Niño Jesús, Día de Los Inocentes, Año Nuevo, Melchor, Gaspar y Baltasar. También, comenzaron las clases y a la vecina la dejamos de ver por un tiempito. Un día pregunté:

-Mamá, ¿cuándo es que voy a ser pajecito?

Sonrió y me dio una respuesta que hasta hace poco logré entender.

-Tú no eres tapa barriga de nadie.

 

Gerardo Galíndez

triplege.com@gmail.com

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta