Jesús López.- La Navidad es una de las celebraciones de mayor tradición y participación colectiva, de entrañable significación para el pueblo venezolano. Está asociada a la reunión familiar y a la solidaridad; a la renovación que se expresa en la preparación de estrenos y remozar de las casas.

Es tiempo para el recuerdo y la esperanza, de testimoniar la fe y de invocar la paz y la alegría para toda la humanidad. En nuestros pueblos de enraizada tradición cristiana el mes de diciembre reviste especial importancia, es época de júbilo por festejarse la fiesta de la Navidad de Jesús.

Otras de las cosas importantes que no podían faltar, es lo referente a las bebidas y comidas típicas navideñas, pues también se manifiesta el regocijo con la preparación de algunos platos como las hallacas, el dulce de lechosa o los buñuelos.

Que cada día que queda del 2016 sea un adelanto de todo lo hermoso que te espera en el 2017: amor familiar, mucha salud, éxito y prosperidad.

A todos les deseo un feliz año 2017. Y también los invito a este nuevo plato navideño: dulce de bendiciones, pancito de fe, hallaquitas de paz, jugo de fortaleza y vino de amor; los cocineros somos todos nosotros.

 

Jesús López

 atunviajero@yahoo.es

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta