Víctor Mendoza.- Era un viernes en la tarde. Mes de mayo de los años 60, soplaba la briza entre los frondosos y gigantismo arboles de trompillos en los patios de la vieja casona trilladora de café perteneciente al General y Presidente Juan Vicente Gómez en los años de 1915. Ubicada en Guigue sector el trompillo vía hacia belén el balcón de Venezuela allí funcionaba.

La escuela la granja  El Trompillo un semi internado, que impartían clases de campo taller y educación normal de primaria y para poder ir a visitar a su familia había que estudiar mucho y tener un excelente comportamiento. Se presentaba examen todos los viernes y en la tarde colocaban la lista de los que pasaban con las mejores notas de 100 puntos que era la máxima puntuación a la entrada del plantel estaba estacionada el autobús amarillo que esa tarde nos llevaría a casa y con alegría abordamos la unidad, el negro Rubén López y yo ocupamos el mismo asiento que era para dos y él me pidió cuidar su puesto para ir en busca de unos sabrosas dulces y sabrosas mangas para su madre.

Rubén presuroso subió por las ramas de la mata para alcanzar los frutos deseados en eso crujió la rama y con Rubén se vino al suelo y fue tan fuerte el golpe que se dio que en segundo falleció con los ojos abiertos viendo hacia el cielo y con los brazos extendidos quedo como alcanzando la manga amarilla que  a su madre querida le llevaría como regalo en su día.

orellanajoseph@hotmail.com

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta