Espectadores por imágenes violentas

0
249

Alguna vez hemos escuchado los espectáculos que se realizaban en el circo romano en la época de Nerón Claudio César, donde luchaban gladiadores y cazaban bestias, sin pasar por alto los martirios y las carreras de carros para el deleite de aquel pueblo romano, basado en una dieta por el dolor ajeno.

Lamentablemente se está repitiendo la historia gracias a las tecnologías de la información, donde la arena son las distintas redes sociales. Por ello, sin que me tiemble el pulso, redefino este tipo de espectáculo artístico como el Circo de Nerón versión 2.0, a raíz de que existen personas con un apetito desmedido por fotos y vídeos donde el protagonista es la sangre y el sufrimiento humano, reflejado en una gran cantidad de visitas e incluso varios cientos de “Me Gusta”.

Me pregunto en voz alta: ¿qué refleja un “Me Gusta o Like” tras observar una tragedia? Si se tiene en cuenta que el concepto de “Me Gusta” es reflejar la satisfacción por lo que se ha observado.

Estoy consciente que todos tenemos derecho a estar informados, pero otra cosa es ser testigo de todos los hechos violentos en primera persona, con la excusa de conocer nuestra realidad del día a día.  ¿Cree que exagero? Antes de responder, pregúntese cuál es la idea por difundir vídeos de los fallecidos a causa de los accidentes de tráfico, o mostrar los cuerpos que yacen tras ser asesinados, o trasmitir los últimos momentos antes de morir, sin olvidar los cuerpos mutilados en prisiones enviados sin ningún pudor por twitter, instagram, youtube o facebook.

Para mi sorpresa, la ciencia ha descubierto que existen determinadas zonas del cerebro que sienten placer cuando se observa dolor por todo aquello que se odia, de modo que comprendo ese refrán que dice “amor y dolor, son del mismo color”.

Otro estudio reveló cómo es la actividad cerebral por ver imágenes violentas, y concluyeron que la diferencia de una persona agresiva con respecto a otra que rechaza la misma, es que los primeros presentan baja actividad en la corteza orbitofrontal (responsable del autocontrol y emociones en el cerebro) con respecto a los no violentos.

Seamos civilizados y no permitamos que las tecnologías de la información cambien nuestra humanidad, que nos diferencia de los “animales salvajes”.  Sin humildad reinará la anarquía y la extinción de la especie humana. Sin humanidad no hay felicidad eterna.

Raúl Isea

raul.isea@gmail.com

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta