Y en está época de crisis, el amor se fortalece sin importar la distancia

0
390

Ayarí Contreras. Recuerdo con cariño a mi profesora de Geografía. Hoy más que nunca afirmo lo aprendido en aquellas clases, donde sin duda, sólo en cuadernos, libros y hojas de exámen, quedó escrito que la distancia es solo un tema geográfico en un mundo que hoy nos obliga a movernos por  todo el globo terráqueo.

Son miles las familias separadas, por salud, por trabajo, por guerras, por religión, por sexo, por creencias, por costumbres, por política, por economía, por el clima, por sobrevivir y por más.

Pero, ¿qué pasa con el amor a la distancia?

Sí, con el amor en todas las formas como se pueda expresar. Me refiero al de padres, hermanos, esposos, novios, amantes, cuñados, sobrinos, amigos, vecinos, compadres, abuelos, tíos y hasta el de mascotas.  Me refiero sencillamente al amor.  Como el amor a la música, a la comida típica, a los momentos de compartir, a las aventuras, a los recuerdos, a las navidades a los cumpleaños, a la vida.

¿El amor si es real, se mantiene, se alimenta, crece y se consolida?

Estoy convencida que sí.  Es impresionante como ahora escuchas a los que parten, expresando el amor a la vida y a la tierra, ese amor que siempre han sentido, pero que no gritaban por cualquiera que haya sido la razón. Es maravilloso ver como los padres, abuelos y niños aprendieron a comunicarse por equipos terminales de telecomunicaciones para expresar el amor a sus seres queridos, y que grato es ver como un saludo alegre con una grata sonrisa alivia el dolor de la distancia.

 La distancia ha generado nuevas relaciones de parejas, amistades y compañeros de labores. Ha permitido entender que se ama lo que se deja, pero que te queda espacio para amar a lo que llega.  El Amor te permite que la rabia e impotencia se convierta en trabajo, esfuerzo, sueños y emprendimiento.  El amor crece y ayudar a otros es parte cotidiano de la vida.

Un aplauso al Amor,  para que en este momento calme tanto dolor.

ayaridubraska@hotmail.com

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta