Ir a un banco en Venezuela, en los actuales momentos, en Caracas o en el pueblito más recóndito del interior del país es toda una odisea sin precedentes, y más si del Banco Bicentenario se trata. Dicha entidad bancaria está totalmente caotizada, allí desde el simple hecho de querer ingresar a cualquiera de sus agencias es toda una proeza, sobre todo para las personas de la tercera edad, debido a que deben soportar largas e interminables colas, ya sea para realizar la solicitud de algún trámite en atención al cliente, para retirar o depositar dinero en taquilla.

El trato que el cliente recibe por parte del personal que labora en el banco, desde el vigilante hasta el equipo de trabajadores, llámense cajeros, ejecutivos de ventas o la gerencia, es deficiente, por decir menos.

Por lo general, no te prestan atención cuando le haces cualquier requerimiento o pregunta del por qué hay que esperar desde altas horas de la madrugada hasta bien entrada la hora del cierre de la entidad en esas colas humillantes, en las que la gente se desmaya o se les baja la tensión, mientras otros dejan la espalda, las piernas y la cintura pasando horas y horas sin poder entrar a la agencia y efectuar sus trámites bancarios.

A toda la espera sin fin durante largas horas, se añade la falta de efectivo y el pésimo o inservible funcionamiento del sistema online (banca en línea) del banco: el mismo no sirve para nada. Si usted tiene la mala suerte de que su tarjeta sea bloqueada, pues prepárese porque comienza su pesadilla, debido a que no hay manera de solventar el inconveniente vía Internet, sencillamente porque no funciona, debe ir obligatoriamente al banco a que se la desbloqueen.

Un trámite tan sencillo, que en otras entidades bancarias nacionales privadas a usted le toma minutos vía telefónica sin tener que ir al banco, en el Bicentenario puede tardar días, semanas o meses si logra superar una de esas endemoniadas colas para entrar al banco.

Por todo, lo anterior expresado le hago un llamado urgente, al presidente del Banco Bicentenario, Sr. Miguel Pérez Abad, para que tome cartas en el asunto porque los usuarios del banco estamos obstinados, cansados de ser humillados y de no poder hacer uso de nuestro dinero como queremos, empleando la vía que nos sea más fácil, bien sea acudiendo al banco o usando la vía online.

Miriam Cuevas

miriamc72@hotmail.com

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta