El problema del despacho de gas parece no acabar, no porque hay problema de suministro sino de conciencia por parte de los que lo reparten. El pasado miércoles 6 de diciembre de este año, llamé a las oficinas de Gas Comunal para realizar un reclamo porque hasta esa fecha aún no me habían despachado el gas.

Según la operadora que me atendió cuando procedí a hacer el reclamo, existen casos desde el mes de septiembre sin ser procesados, y no por falta de gas, porque según ese día llegaron dos gandolas a la planta de distribución ubicada en Araure-Edo. Portguesa, pero al parecer los “repartidores”, al salir de la planta con los despachos en manos, las venden en la calle a precio especulativo.

No hay un control, no hay quien denuncie, no hay seguimiento, no hay conciencia, etc. No sé qué va pasar con esto, pero la verdad ya es inaguantable. Que unos sinvergüenzas se estén aprovechando de las necesidades del pueblo, y por estos días de diciembre la gente piense más en su bolsillo que en el bienestar de la gente del pueblo.

De paso, los alcaldes no hacen nada para frenar un poco esto. Ojalá que la presente denuncia llegue al general de brigada Taylor  Rodríguez, gerente de Gas Comunal, y que llegue a la Operación Silbón.

Edward Rodríguez

CI 7362317

edwarodr@gmail.com

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta