Ingrid Rada Romero.- Decía Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

Hoy más que nunca se clama por la paz, gobiernos y pueblos, religiones, pobres y ricos, hombres y mujeres, grandes y chicos. Se pide paz y cada  día hay más guerra. Nos agredimos por diferencias ideológicas, por el color de piel, credos, sexo y género; se destruyen las familias por múltiples razones; aumenta la violencia en todas sus manifestaciones; se incrementa la impunidad por falta de autoridad y honestidad a quienes deberían garantizar la justicia; aberraciones como las mafias del “bachaqueo” se apoderan de productos imprescindibles sin importarles el dolor, la desesperación y desesperanza que producen.

Cómo hablar de paz a quien debe sacrificar todo para hacer una cola interminable, en su mayoría mujeres, con atropellos a su dignidad física y moral.

Sin Justicia no habrá paz y la paz comienza por el respeto al derecho humano a vivir en paz.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta