Los valores

0
154

Los valores son una guía para nuestro comportamiento diario, son parte de nuestra identidad como personas, y nos orientan para actuar en la casa, el trabajo, la escuela, el liceo, la universidad, o en cualquier otro ámbito de nuestras vidas. Nos indican el camino para conducirnos de una manera y no de otra, frente a deseos o impulsos, estemos solos o acompañados.

Nos sirven de brújula en todo momento para tener una actuación consistente en cualquier situación. Por ejemplo, en un transporte público, cuando nos corresponde ceder el puesto a una dama embarazada, a una persona mayor o discapacitada, lo haces porque practicas el valor de la cortesía y el de la consideración. Hemos visto a niños y adolescentes que no ceden los puestos porque no les han enseñado dichos valores, hemos considerado que es culpa de sus padres, por esto la importancia de impartir los valores desde el hogar.

Los valores también nos sirven de base y razón fundamental para lo que hacemos o dejamos de hacer, y son una causa para sentirnos bien con nuestras propias decisiones. Cuando actuamos guiados por valores no lo hacemos por lo que dirán los demás, actuamos por convicción, sin importar si otras personas nos están viendo. La diferencia con otros comportamientos, es que cuando creemos verdaderamente en una conducta que para nosotros representa un fundamento de vida, actuamos según esa creencia.

Cuando practicamos la honestidad como principio, no nos apropiamos de cosas ajenas, porque creemos en el respeto por la propiedad de otros, no porque nos estén vigilando. Así los valores nos ayudan a proceder según lo que consideramos que está bien o mal para nosotros mismos.

En otras palabras, cuando actuamos guiados por los valores lo hacemos sin esperar nada a cambio que no sea nuestra propia satisfacción, y a la vez nos permite tener una personalidad consistente, independiente del estado de ánimo o del lugar en el que nos encontremos.
Por tal motivo, los padres y maestros juegan un papel fundamental en la educación de los niños, niñas y adolescentes, pues los valores no están perdidos, solo guardados, y es necesario sacarlos, enseñarlos y practicarlos.

Manos a la obra.

Hilio Matute
Comunidadcasadedios2013@hotmail.com

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta