Carlos Zerpa.- He recurrido a varios entes gubernamentales a exponer que necesito una pensión de gracia por medio de distintas comunicaciones y en ninguna parte me dan respuesta.

Durante el 2016 y lo que va de 2017, he ido y venido a cuanta oficina pública me han dicho que pueden atender mi solicitud, pero las diligencias han sido infructuosas. El 2016 acudí a la oficina de Atención al Pueblo Soberano en el Palacio Blanco y me dijeron que allí no se encargaban de otorgar pensiones, me recomendaron que fuera a Parque Central a INAMUJER, en ese lugar recabaron mis datos y me insertaron en una especie de censo, que según la joven que me atendió serviría, sólo debía esperar a cualquier llamado público del presidente Maduro sobre el otorgamiento de ese tipo de beneficios (pensiones, ayudas médicas, empleo, etc.).

Pasaron los meses y de esa gestión no resulto nada. Entonces, decidí dirigirme a un operativo de consultas prestado por la Defensoría del Pueblo en La Pastora, logré que una defensora escuchara mi caso y sugirió que mi problema debía ser tratado en el IVSS de Altagracia en el centro de Caracas.

En el IVSS expuse mi problema a través de una carta explicativa en la que daba cuenta de mis enfermedades y mi precaria situación socioeconómica; entregué los distintos documentos e informes médicos que avalan mi estado de salud y el por qué requiero con urgencia una pensión de gracia, nada de nada.

La verdad, ya no sé a dónde más asistir, ninguna de las instituciones estatales me dan respuesta, me tienen del timbo al tambo, reciben la documentación que les dejo para que se percaten de mi necesidad y no hacen nada, me la firman y sellan como recibido y más nada.

Es por ello que necesito con carácter de urgencia que alguien de los encargados de la administración pública relacionado con las pensiones se ocupen en analizar mi petición.

No es justo que hayan personas que cobran pensión y realmente no están enfermas ni mucho menos han trabajado para merecerlas, mientras hay otros entre las que me incluyo que viven este calvario solicitando una pensión empleando todos los mecanismos legales para solventar sus problemas de salud y de sustento económico, seamos marginados, ignorados y burlados por no prestarnos a los métodos ilegales para conseguir la pensión del IVSS.

Hago un llamado al presidente del IVSS, el Sr. Carlos Rotondaro y al presidente Nicolás Maduro para que tomen cartas en el asunto para los que necesitamos una pensión de gracia por los problemas de salud que tenemos.

Mis teléfonos de contacto son: (0416) 520-4724 y (0426) 105-1359.

 

Carlos Zerpa

C.I.: V-6.863.525

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta