Freddy González.- Sé que me había negado a seguir escribiendo por esta vía, solo que hay situaciones cotidianas que están ocurriendo y no se pueden dejar pasar por alto.

Hay una paranoia constante y enfermiza que está carcomiendo la psiquis del caraqueño, ya no puedes viajar tranquilo en el metro porque cualquier usuario que usurpe tu espacio es un delincuente, es una persona extraña, es un agresor, es a última instancia una persona mala conducta.

¿Por qué ocurre esto? Sencillo, hay demasiada violencia en la calle y demasiada inseguridad, eso sin contar con la descomposición social que estamos reflejando en los estratos más pobres de nuestra sociedad.

¿Qué hacer? ¿Qué es lo que debemos hacer? ¿Qué está pasando con las instituciones de seguridad del Estado? Yo no me iré de mi país como lo han hecho muchos, pero no quiero morir por una bala mal dada de esta violencia patética en la que vivimos.

Díganme, ¿quién podrá ayudarnos?

 

Freddy González

Licenciado en Gestión de Riesgos

yulfred70@gmail.com

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta