Miriam Cuevas.- Las personas que padecen de la tensión están sometidos a un estrés porque sus ingresos no les alcanza para adquirir la caja de Losartán Potásico de 50 mg, ya que la caja los especuladores de las grandes cadenas de farmacias y las droguerías la comercializan a un costo que va entre los 22 mil y 40 mil bolívares.

Una se pregunta ¿Cómo hacen los abuelos o cualquiera que sufra de la tensión con esos precios tan abusivos y por la estratosfera?. Los primeros porque cobran una pensión que no les alcanza ni para comer y los segundos si están desempleados o devengan un salario de hambre.

Ya es hora que el Ministerio de Salud y la Superintendencia de Precios Justos tome cartas en el asunto porque es bien sabido que el que presenta problemas con la tensión y no se la controla puede tener afecciones tales como: accidentes cerebrovasculares, problemas cardíacos, formación de aneurismas, etc. lo que finalmente puede ocasionarles la muerte.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta