Ella es como una sueño, sus montañas, sus techos aún coloniales, su catedral, sus amaneceres vistos desde el “Balcón Alameda Ribas”, su gente con sus contradicciones cotidianas, llenas de indianidad en sus venas, rica en su acervo material y espiritual. No es que la montaña está en la ciudad, es que la ciudad está dentro de la montaña, sale de ella, no se explica sin ella. Es una ciudad bucólica, por donde se le mire es un baúl de historía, de gente decente,trabajadora y solidaría; por ella comenzó a respirar el país, índigena, colonial, republicana, rebelde, siempre viva. Su catedral imponente, con su reloj dormido, que se resiste a marcar la hora de los nobles deseos para nuestra cumpleañera. Así la leemos: por un lado, loada, por otro,agredida y lesionada, más olvidada que reivindicada .Pareciera que los fantasmas y gitanos de Garcia Márquez, arrastraran los clavos, cornisas y techos coloniales – valores tangibles e intangibles –  que guardan el alma, espíritu y razón de ser de nuestra ciudad, en busca de un desarrollo equivocado, que avisora la agonía de su estampa de ciudad bucólica, andariega,portátll, turística, histórica, campesina, universitaria y cuna de la paz.

Por ser una ciudad entre montañas, debemos hacer de ellas un emporio turístico, fuente para un desarrollo sustentado y sustentable. Muchos trujillanos valiosos, vienen proponiendo un Gran Proyecto Turístico, que busca remover y transformar la visión pesimista que tiene el trujillano sobre el desarrollo, que vaya más allá de un empleo en la alcaldía, gobernación Consejo Legislativo y demás entes del Estado, donde vegetan, desperdiciando su talento, juventud, energía; tenemos que convertirlos en emprendedores, este reto no espera; para ello, está tomando fuerza la construcción de varios “Miradores Turísticos” y la implementación de funiculares, que atraviesen nuestra ciudad y montañas, orientados hacia el Monumento a la Paz, considerado el ícono turístico -religioso de los andes, américa y el mundo.
Nos atrevemos a decir, que a mediano plazo va a acontecer un hecho de gran impacto, que va a remover la fibra religiosa  de Trujillo, Venezuela y el mundo, y donde se espera inclusive, la visita del papa Francisco. La pregunta pertinente sería: ¿Está Trujillo preparado y equipado para responder ante tremendo reto? ¿Contamos con la suficiente capacidad y la infraestrctura en cuanto a hoteles y posadas para albergar a millares de turístas-feligreses?
Nuestra ciudad es el reflejo de nuestros sueños, es nuestra carta de presentación, aquí tenemos todo el patrimonio afectivo. No sigamos buscando la ” Piedra Mónica” ni la mano del “Tirano Aguirre”, vamos todos a transfrmar con tino nuestra ciudad, es necesario y perentorio; deslindemos entre el “decir” y el ” hacer” . Todavía está viva aquella conseja hecha en parábolas por nuestro obispo Vicente Ramón Hernández: “Trujillo es como una Princesa vestidas de harapos “
Valga este gesto para reconocer algunas damas y caballeros que han demostrado en tiempos pretéritos y presentes su querencia
hacia esta ciudad cumpleañera: Bety Urdaneta de Herrera, Dora Maldonado de Falcón, Mireya Mendoza de Alvarado ( + ), Lina Rojas ( + ) Luz del Valle Castillo, Laura Pérez, Anita Mendoza,  Rafaela Baroni;caballeros:Mario Briceño Perozo, Fabricio Ojeda, Antonio Briceño Perdomo, José Vicente Scorza ( + ) Pedro Castro, Francisco Prada Barazarte ( + ),Prisco Briceño Barreto, Alejandro Sánchez Cortez,ing. Humberto Colmenarez, Carlos Manuel Briceño, Emigdio Garcés, Humberto Gonzalez Ferraro, Pedro Cuartín, escultor Manuel de la Fuente, Daniel Perdomo, Alí Medina Machado, Huma Rosario Tavera, Reinaldo Moncayo, Antonio Briceño Ocanto, Raúl suarez,Cornelio Briceño, Dimitri Briceño periodista Luís Gonzalez y por supueto el Diario el Tiempo. Para todos ellos, este pequeño apremio.
Artículo anterior¿Quién le pone el cascabel al gato?
Artículo siguienteNo llegan las bolsas del Clap a Gmvv en la avenida Fuerzas Armadas
Soy Trujillano,educador,oriundo del municipio Trujillo, he vivido toda mi vida en el barrio " ALAMEDA RIBAS" CONSIDERADO EL " BALCÓN DE TRUJILLO" un hacedor permanente de mi hoja de vida simpre al servicio de la solidaridad fraterna que distingue al andino, soy directo al manifestar mis posiciones ante los embates de la vida, respetando las opiniones de los demás, creo en el ser humano por ser creación de DIOS, simpre reconociendo que somos imperfectos, que uno no más que el otro, lucho contra esos fantasmas que aniquilan el espíritu, me aterra el conformismo, no vine al mundo a ignorar el valor de la vida habiendo tantos caminos para transitar frentes donde podamos dejar pequeñas huellas que alegren la vida a nuestros semejantes.me gusta la lectura donde abunde la metáfora y la prosa, soy cuenta cuentos, escribo cuentos y relatos breves sobre la cotidianidad da la urbe, de sus personajes, humanizo personajes que a diario ironizan la hipocresía de esta sociedad descompuesta. Admirador del ya desaparecido periodísta Kotepa Dlgado de quién recuerdo una frase maestra " ESCRIBE QUE ALGO QUEDA" Orgulloso de ser Venezolano.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta