Comedor solidario creado por estudiantes de la Unimet recibe financiamiento en HNMUN 2018

0
391

Durante la 64 edición del Harvard National Model United Nations (HNMUN) realizado en Boston, Massachusetts, la delegación unimetana MetroMUN no solo se hizo con el reconocimiento a Mejor Delegación Internacional; también sus “Faculty Advisors” o mentores, Samuel Díaz y Laura Morey, lograron el financiamiento que The Resolution Project, aliado de HNMUN, otorga a propuestas sociales. En este caso,  se trata de un comedor para niños de El Hatillo, en Caracas, que acaba de cumplir un mes en funcionamiento, proyecto que lleva por nombre “Nutriendo el futuro”.

Los representantes de la Unimet lograron el apoyo monetario luego de que su propuesta fuera seleccionada durante el  Social Venture Challenge organizado por The Resolution Project. El Social Venture Challenge es un programa que permite a los delegados de HNMUN formar equipos y presentar sus planes para iniciativas sociales reales, que tengan un impacto en sus comunidades locales. Los ganadores del Social Venture Challenge son nominados para ser Resolution Fellows.

Recibirán fondos iniciales y asesoramiento para el emprendimiento. Ya hay más de 150 Resolution Fellows en los 6 continentes que trabajan en campos diversos y de alto impacto, como educación, salud, derechos humanos, recursos hídricos y sostenibilidad.

Los estudiantes de la Universidad Metropolitana decidieron, frente a la crisis económica y social que padece el país, unirse y crear un comedor solidario ubicado en el sector El Calvario del municipio El Hatillo, dirigido a niños de escasos recursos económicos.

Además de Laura Morey y Samuel Díaz, quien también fue presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la Unimet, son promotoras de esta iniciativa las estudiantes Mónica Zambrano, consejera académica de la Unimet, Ana Cristina Romano y Ana Luisa Ciordia.

“Nutriendo el futuro” replica la idea de Roberto Patiño, creador del programa Alimenta la solidaridad, a través del cual se brinda apoyo en materia de alimentación a comunidades del municipio Libertador. La propuesta de los estudiantes de la Unimet, tiene además, la particularidad de que brinda a los niños una cena para garantizar que no se vayan a la cama con el estómago vacío.

Según explicó Samuel Díaz este es un “modelo de corresponsabilidad en el cual nosotros proveemos los insumos, mientras que miembros de la comunidad cocinan y atienden a los niños, que deben llevar consigo sus platos y cubiertos”.

El comedor solidario beneficia diariamente a entre 60 y 70 niños de la localidad.

Dirección de Comunicaciones Integradas Universidad Metropolitana

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta